Fe o Miedo

“Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan” (Hebreos 11:6, RV60).

El Espíritu Santo me ha hablado acerca de la fe y el temor. Cuando comencé a mirar dentro de mí mismo, me di cuenta más a menudo de lo que me gustaría admitir, que he sido culpable de operar por miedo. Al reflexionar sobre lo que significaba ser movido por la fe o ser movido por el miedo y como serían nuestras acciones y sentimientos, recordé varios Versículos sobre el tema. “Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios” (Romanos 10:17, RV60). “… que si tuviereis fe como un grano de mostaza” (Mateo 17:20, RV60). “Conforme a vuestra fe os sea hecho.” (Mateo 9:29, RV60).

El miedo nos hace operar fuera de la carne. Nos hace ser egocéntricos y creer lo peor de otras personas: el miedo puede paralizarnos. Dios no nos ha dado un espíritu de miedo, sino de una mente sana. Es por fe que somos vencedores, porque por fe, nuestras vidas se han transformado.

La fe se muestra cuando nos aferramos a las cosas de Dios frente a los detractores de este mundo, avanzando continuamente. La fe nos hace creer lo mejor sobre otras personas. La fe nos hace mirar en situaciones desesperadas y ver la mano de Dios. La fe nos hace ir más allá. La fe nos hace abrazar a un hermano o hermana que está sufriendo y alentarlos. La fe nos lleva a acercarnos a las personas que nos han herido u ofendido. La fe hace que amemos lo que no se puede amar. La fe nos hace seguir. La fe nos impulsa hacia el llamado de Dios. La fe nos hace ser fuertes en Él. La fe es lo que nos moldeará y nos hará imagen de Dios. La fe aleja el miedo. La fe trae victoria y paz. Para operar en la fe, debemos ponernos de pie y seguir a Dios ante todos los obstáculos, ya que la fe nos permitirá ver la victoria cuando nadie más pueda verla. La fe literalmente nos permite ser formados en los cristianos ungidos y poderosos que estamos llamados a ser. No nos conmueve lo que vemos o lo que sentimos, pero nos conmueve lo que Dios dice. Nuestro destino se define en la Palabra de Dios y se establece con su sangre corriendo por la cruz.

Para operar en la fe, debemos elegir operar en ella. Para operar con temor, no tenemos que elegir nada, sino permitir que los enemigos de Dios nos alcancen. La fe no es un camino fácil, pero es el único camino que trae la victoria. Es el único camino que podemos tomar y ver las vidas de otras personas tocadas por el Evangelio. Oro para que el Espíritu Santo te hable como él me ha hablado, desafiando a cada uno de nosotros a avanzar en la fe y el poder y el llamado de Dios.

A medida que cerramos el 2017 y estamos en temporada de vacaciones, que Dios os bendiga a vosotros y a vuestras familias. Es un honor servir a Dios con vosotros en el ministerio de CMA. Somos muy afortunados de ser parte de tu familia.

 

-John Ogden Sr.-

Anuncios

La fe del hombre o la fe de Dios

“Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay y que es galardonador de los que le buscan” (Hebreos 11:6, RV60).

Hay dos tipos de fe – una fe natural, que es la fe del hombre, luego está la fe sobrenatural, que es la fe de Dios que obra a través del hombre. La fe de Dios empieza donde termina la fe del hombre. Hay muchas cosas que podemos ver en lo natural y tenemos fe en que sucederán. Esto no es una mala fe, pero la fe de Dios va más allá de esto.

Lo que necesitamos saber es la mentalidad y la Palabra de Dios, ya que son estos dos los que ampliaran nuestra fe y nos revelarán la fe de Dios, creando un camino para que Dios triunfe a través de nosotros para cumplir Su propósito. Esta fe siempre nos estirará. Nos moverá, ya que es una fuerza motriz que nos hará mirar lo imposible y saber que estamos en el reino y en las posibilidades de Dios. He pasado muchas situaciones en las que miraba lo imposible y me reía en espíritu porque sabía que Dios movería las montañas. No sabía cómo y en lo natural parecía imposible, pero en lo sobrenatural, Dios reveló su camino. El camino de la fe siempre es el correcto.

Hay muchas cuestiones de la vida a las que debemos enfrentarnos antes de encontrarlas. Solo podemos enfrentar lo imposible a través de la fe en Dios. A menudo miramos la vida de Cristo y decimos que Jesús murió en la cruz. De hecho, lo hizo. Pero, Jesús tuvo que enfrentarse a la muerte en la cruz antes de llegar a la cruz. Creo que Jesús se enfrentó a su crucifixión en el huerto de Getsemaní. Ese fue su momento de decisión, el lugar donde liquidó la deuda. Getsemaní estaba entre él y la cruz y fue su momento desafiante. Es donde Él no se resignó a su voluntad, sino a la voluntad de Dios.

En nuestras vidas, también vamos a Getsemaní, un lugar donde se toman decisiones, donde se libera la fe de Dios y nuestras decisiones se resuelven para siempre por la causa de Cristo. No podemos pasar por la experiencia de Getsemaní sin la fe de Dios. Llegamos a un lugar donde nada importa más que el llamado de Dios y el propósito de Dios para nuestras vidas. Muchos de nosotros no hemos cruzado a través de Getsemaní. Dios nos ha llevado allí muchas veces, pero no hemos entregado nuestras vidas para que podamos cumplir nuestro destino en Jesús. Este lugar es un lugar donde se establece todo lo que tenemos y se agarra a la fe de Dios, no solo por esta vida, sino por la eternidad. Nunca podemos cumplir nuestro lugar legítimo sin permitir que la fe de Dios nos consuma y opere a través de nosotros.

¿Dónde estás en camino de fe? ¿Estas continuamente visitando Getsemaní o ya lo has pasado?

 

-John Ogden Sr.-

CMA HeartBeat Noviembre 2017

Saludos a todos nuestros queridos hermanos y compañeros de rutas!

Como ya es habitual, os traemos otro numero de nuestra revista favorita, CMA Heartbeat. Encontrareis devocionales, mensajes, y articulos que esperamos os sean de una gran bendición.

Sin mas preambulos, os dejamos con este numero!

PAGINA 3 – Arrancamos con la sección de Cartas al Director, con un mensaje final de Misty Bradley.

GRACIAS

Sonshine Roadrunners # 291, de Farmington, New México, escoltó las cenizas de mi hermano, junto con nuestra familia, desde Aztec, New Mexico a LaPlanta el 1 de julio de 2017. Mi hermano era miembro del grupo local y un veterano de Vietnam. CMA es un grupo muy especial de personas. Fue una experiencia maravillosa.

Sue Gould

VERDADERAMENTE UNA BENDICIÓN

En un período de tres meses, me extirparon el cáncer de piel, destruyeron mi moto, tuve una cirugía de tobillo, mi esposa Bunny tuvo un ataque cardíaco y se implantó un stent y un AICD en su corazón, y mi padre falleció. Nuestra familia de CMA y la familia de la iglesia nos apoyó con amor, amabilidad, generosidad, oración y ayuda financiera. Realmente ha sido una bendición ser parte de la organización de CMA durante los últimos once años.

Bret “Gunny” Marshall, Road Captain, Angel Riders # 1301, Valle de Temecula, California Sur

AQUÍ ESTAMOS SI NOS NECESITAS

Belinda y yo deseamos agradecer la amabilidad mostrada hacia nosotros mientras visitábamos nuestra propiedad en Milton, Florida. Al llegar tarde el viernes por la noche, ella encontró un gran árbol que se había caído al suelo, sin haber impactado la casa móvil por solo unos pocos centímetros.

Belinda no tenía forma de alejar el árbol de la casa móvil, y mucho menos, cortarlo y llevarlo a la carretera para que lo recogieran. El sábado, llamé al hermano Dave Disher, Presidente de Maranatha Riders # 464 de Pensacola, Florida, y le pregunté si él y el capítulo podrían cortar y levantar el árbol y llévarlo a la carretera. Dave actuó rápidamente, organizando un plan para hacerlo, reclutando varios miembros del capítulo, y al día siguiente, tuvimos el árbol cortado y llevado a la carretera.

Belinda y yo seguimos profundamente agradecidos a Dave y al Capítulo Maranatha y queremos que conozcan la amabilidad que ministró a nuestra familia de tal manera que nosotros nunca olvidaremos. Dave, de nuevo, gracias. Tú y el capítulo ejemplificasteis, “Aquí estamos si nos necesitas” porque nosotros estábamos muy necesitados y vosotros aparecisteis para la ocasión.

Bendiciones,

Don y Belinda Marchant, Cornerstone Riders, # 940, Murfreesboro, Tennessee

NOTA DEL EDITOR 

El sábado 2 de septiembre de 2017 nuestra hija, Lexi y tres de sus primos, de Texas, fueron bautizados por mi padre y mi suegro, que son ambos pastores. Como padres, esto fue un momento muy alegre y un momento de orgullo. Lexi fue salva cuando tenía seis años, pero tenía miedo de ser bautizada. En el último par de años, el miedo desapareció y no pudimos hacer un plan para que todos los miembros de la familia pudieran asistir.

Finalmente definimos la fecha para ser el día de reunión de la familia. El clima fue excelente y encontramos un hermoso lugar para hacer los bautismos. Mi abuelita tocó su acordeón y cantamos “Deben reunirse en el rio”. Todos los abuelos asistieron, así como también dos de las bisabuelas de Lexi.

Este fue un momento muy especial para mí y sé que será especial para Lexi; algo que ella nunca olvidara.

Damos gracias a Dios por lo que ha hecho y lo que va a hacer. ¡Estamos tan orgullosos de Lexi, Mackenzie Patlan, Priscilla Green y Mario Patlan!

“Pedro les dijo: Arrepentíos, y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo para perdón de los pecados; y recibiréis el don del Espíritu Santo” (Hechos 2:38, RV60).

Captura2

PAGINA 5 – Nuestro CEO, John Ogden Sr. nos trae la primera reflexión de este mes

REFLEJOS DE GRATITUD

Este año hemos visto el mayor impacto en el ministerio de CMA en sus 42 años de historia. Estamos escuchando de más informes de vidas siendo cambiadas como nunca antes. Nuestras estadísticas ministeriales han aumentado y Run For The Son fue más grande que nunca: esto es una indicación de la dedicación de nuestros miembros y la guía del Espíritu Santo a impactar más vidas en todo el mundo. Cuando pienso en todos los mítines, grandes y pequeños, eso en lo que nuestra familia de CMA está involucrada sirve como un recordatorio de lo que El Espíritu Santo está haciendo a través de nosotros a medida que nos rendimos a él. Aprecio poder servir al Señor a través del ministerio de CMA. Estoy abrumado por la continuación de la fidelidad de los miembros de CMA en servir al Señor.

A menudo hablamos de citas divinas. Nos damos cuenta de que esas son las cosas que pasan cuando menos las esperamos. Son las citas divinas en una base individual relacionada con la totalidad del ministerio de CMA lo que impacta en el mundo. Quisiera compartir un breve testimonio, que se puede multiplicar miles de veces por miembros de CMA.

Mientras Becky y yo viajábamos a Sturgis este año para ser parte del equipo del ministerio allí, paramos para pasar la noche en Oklahoma. Estábamos cansados ​​de los viajes de aquel día y queríamos un buen lugar para comer, así que le pregunté a la dama del mostrador del hotel una recomendación. Ella nos dirigió al otro lado de la calle, a un asador. Cuando volvimos al hotel, el vestíbulo estaba despejado y ella comenzó a hacer algunas preguntas. Estaba intrigada en descubrir porque nosotros viajábamos a Sturgis, incluso más intrigados cuando supo que éramos Cristianos que viajan a Sturgis. Esto nos dio la oportunidad de compartir con ella por qué íbamos. Compartí con ella sobre las muchas personas por las que podemos orar y por otras oportunidades ministeriales que Dios nos da en Sturgis. Ella empezó a hacer muchas preguntas y a compartir cosas sobre su familia y esposo, que también era motero. Becky y yo tuvimos la oportunidad de animarla y rezar con ella sobre sus necesidades específicas. El Espíritu Santo realmente ministró y tocó la vida de esta señora.

Dios está en el negocio de establecer citas divinas. Es nuestro trabajo tener los ojos para ver y los oídos para escuchar para que no perdamos estas citas. Es este ministerio uno por uno lo que nos permite ser parte de cambiar el mundo, un corazón a la vez.

1
John y Becky Ogden. John Ogden Sr. sirve como CEO y Lider de la Ejecutiva de CMA

PAGINA 6 – En la pagina siguiente, encontramos un breve articulo de la mano de Libby Taylor-Worden

OTRO MINISTERIO EN ACCIÓN

A menudo escuchamos, “Gracias CMA por estar siempre ahí” o “Siempre estáis cerca para ayudar” o “siempre podemos contar con CMA”. Incluso a medida que las personas dicen estas palabras, nos damos cuenta de que no es a nosotros a quien necesariamente nos las dicen, o a nuestros capítulos. Es al parche posterior de CMA a quienes se refieren. Es un hecho de que camioneros en todo el país o moteros en eventos de motos, pueden contar con ver un parche CMA y una mano extendida de servicio.

En junio, Dave Jones, miembro de CMA-Faithful Warriors # 890 en Auburn, California, estaba de camino al hospital. Su mujer estaba en estado crítico, siendo transferida a una instalación diferente para su tercera cirugía en tres días. Llegados a un punto, la autopista se convirtió en una parada muerta… no se movían coches en absoluto. Afortunadamente, Dave estaba rodando y podría moverse entre carriles (lo cual es legal en California) para continuar hacia el hospital.

A medida que avanzaba por el tráfico, Dave vio dos camiones de bomberos con las luces intermitentes incapaces de moverse. Pensó: “debe haber una emergencia delante”. Dave se tomó el tiempo necesario para ir delante de los camiones de bomberos y los automóviles para llevarlos hacia adelante, se movieran, e hicieran un hueco. Los autos respondieron a sus sugerencias y se movieron un poco, lo que hizo espacio para que los camiones de bomberos llegaran a través de él.

Los camiones siguieron los agujeros en el tráfico detrás de Dave todo el camino al frente del bloqueo de la carretera… un incendio en un coche. Como Dave estaba casi al frente, y estaba a punto de pasar el fuego y volver a estar de camino al hospital, un camión de bomberos dio una doble explosión en su bocina de aire y sobre su altavoz proclamaron: “¡Gracias motero de CMA con una Harley!”

A veces ‘Otro ministerio’ es mostrar el amor de Jesús. Nosotros puede que no compartamos sobre Cristo o CMA en muchas palabras, pero usando nuestro parche trasero somos testigos al mundo de uno de los eslóganes de CMA: Aquí estamos si nos necesitas.

“Comparte el Evangelio en todo momento; si es necesario usa palabras “.

San Francisco de Asís

Wayne y Libby Worden son oficiales de Faithful Warriors # 890 en Auburn, California.

PAGINA 9 – Unas cuantas paginas mas adelante, en la 9, encontramos un mensaje de John Ogden Jr. relacionado con la fecha que se aproxima, Acción de Gracias.

TEMPORADA DE ACCIÓN DE GRACIAS

Sé que hay mucha gente en todo el mundo que se enfrenta a dificultades a veces. Incluso en nuestro propio país, hay personas que se van sin cubrir sus necesidades básicas. Esta no incluye a los que son afectados por los huracanes que han sufrido este año. Independientemente de las necesidades aparentes de las personas en esta vida, una cosa es segura; nuestra necesidad espiritual de la participación de Cristo en nuestras vidas supera con creces cualquier cosa que necesitemos en la carne. La mayor necesidad en nuestras vidas es un conocimiento práctico de Jesucristo como nuestro Señor y Salvador.

Estoy seguro de que muchos de vosotros que leéis esto, estáis pensando en las cosas por venir – celebraciones de acción de gracias y luego la Navidad a la vuelta de la esquina. Mientras nos movemos en esta temporada de vacaciones, mantengamos nuestras necesidades espirituales enfocadas. Esta forma en que podemos seguir profundizando en el Espíritu de Dios a través de encontrar sobre él en su palabra, a través de expresar nuestro corazón hacia Él en oración y reconociendo quién es Él en adoración.

Estas tres necesidades básicas en cada vida espiritual de un cristiano es lo que realmente impulsa nuestro mundo físico. ¿Cómo podemos reaccionar adecuadamente a las personas si nuestro espíritu no está completo? ¿Cómo podemos dar a las personas las palabras que necesitan en sus tiempos desesperados si no tenemos almacenadas esas palabras dentro de nuestro propio corazón? ¿Cómo podemos tener el espíritu de orar por un país en necesidad si nuestro espíritu no es fuerte en el espíritu y en la palabra de Dios? Así que mientras pasamos por todo el ajetreo de nuestro alrededor y pensamos sobre todos los dones mundanos que podemos dar a las personas, vamos a mantener esta idea básica en la mente. Las necesidades espirituales de quienes nos rodean superan con creces todo lo que necesitan en la carne. Para que podamos dar vida en Cristo a otros, primero debemos estar operando dentro de nosotros mismos. Entonces, durante esta temporada, mantengamos nuestra relación con Cristo y nuestra capacidad de dar de esa relación, en la vanguardia de nuestras mentes.

3
John y Holly Ogden supervisan la Región centro sur como evangelistas nacionales.

 

PAGINA 10-11 – En esta doble pagina, Johnny Harper nos trae el mensaje titulado ¿En que me he metido? 

¿En qué me he metido? Esta es la pregunta que había estado en mi mente durante los últimos seis meses y ahora era el momento de descubrir la respuesta. La carrera mensual de nuestra pista local de motocross se había acabado, todos estaban yendo fuera y regresando a su rutina semanal, pero nuestro tráiler no se fue. No íbamos a volver a nuestro trabajo habitual esa semana; era el momento de cumplir con el liderazgo de Dios.

Lo vi al final de la temporada 2014 de motociclismo, Dios había puesto en mi corazón albergar un campamento bíblico de motocross. Le dije a Cindy (mi amor y esposa muy comprensiva) lo que sentía que Dios quería que hiciera y ella simplemente respondió: “Ve a por ello”. Entonces mencioné esta idea a Brad Bowers, el dueño de Bowers MX en Amarillo y él estuvo instantáneamente dispuesto a hacer que su pista esté disponible para que tuviéramos el campamento. En ese momento, para mí, fue donde comenzó a entrar la realidad. ¿Dios realmente quiere que haga esto o fue solo algo que yo pensaba que estaba ordenándome? Hable con Tim Reich, representante del Movimiento Joven para el Oeste de Texas y el me levantó con su aliento y el hecho de que todo cuanto sabía en aquel momento, él y Donna estarían en la pista ayudando con lo que necesitáramos. Ahora, todo lo que tenía que hacer era poner una reunión que fuera conveniente para personas de pueblos en un radio de 150 millas y la duda que comencé a hacerme. ¿En que me habia metido?

Después de tres meses de continuos conflictos de calendario, preguntándome y dudando, estaba a punto de tirar la toalla porque era obvio que esto no era la idea de Dios, sino aparentemente mía. Tengo un viaje de tres horas de mi oficina a mi casa cada viernes y esto ofrece mucho de mi tiempo y el de Dios. En uno de esos viernes finalmente sentí la respuesta de Dios: “Déjalo en mis manos”.

Había tratado de juntar todo esto y no era mi tarea. Dios había establecido esto de esa manera antes de que Él me hiciera ser consciente de ello. Este campamento era para Él, no para mí. Con eso en mente, hice un par de llamadas y envié algunos mensajes. Tuve la noticia de que Tim Reich manejaría la capellanía del Campamento Bíblico  y la semana siguiente contacte con Bryan Jackson, el fundador de Vertical Adrenaline Motocross Ministries acerca de unirse a nosotros como líder de instrucción en moto. No solo es un gran hombre de Dios, sino que también es bastante salado en una moto de cross; Actualmente tiene 33 campeonatos Nacionales. Después de un par de días de consideración en oración, Bryan gentilmente aceptó unirse a nosotros. Entonces tenía la ubicación asegurada, el entrenador MX a bordo, estaba seguro de que Tim se encargaría de la capilla y las cosas estaban uniéndose Me pareció olvidar todo sobre la visita con Dios que tuve en mi auto a casa ese viernes por la tarde e intentaba conseguir todo tipo de detalles alineados. ¡Tuve ayudantes trabajando en esto y aquello porque íbamos a hacer un campamento increíble! Estábamos en el buen camino para tener el “Campamento Bíblico Bowers MX 2015” configurado y listo para funcionar.

Avanzamos unos meses y nos golpeó la tragedia. El 9 de mayo, la casa de Tim y Donna fue golpeada directamente por un tornado. Ellos perdieron todo, Tim resultó gravemente herido y la madre de Donna perdió su vida. Tim y Donna no son solo nuestros representantes de área, son amigos muy queridos de Cindy y míos. Queríamos poder ayudarles, pero sabiendo la actual situación, lo único que podíamos hacer era orar; así lo hicimos. El lunes por la mañana, durante mi viaje de tres horas a la oficina, estoy teniendo una bonita conversación fuerte y unidireccional con Dios porque soy estoy en una especie de enfado. ¿Por qué Tim y Donna tienen que ser los destinatarios de tal devastación y pérdida? Entonces me di cuenta que no estaba libre de rabia preguntando esto, era la impotencia que sentía. Entonces lo sentí de nuevo, “Déjalo en mis manos.”

Me di cuenta de que Tim no estaría en el campamento para manejar la capilla y yo le conté a Bryan que solo lo necesitaría para el entrenamiento de motos, asique empecé a compilar lo que pensé que Dios quería que utilizara en cuanto a mensajes e historias para los niños. Los viernes cuando llegaba a casa, le dije a Cindy los pensamientos e ideas y todo iba juntándose bien. El campamento estaba previsto para empezar el día 9 de Junio y el día 4 recibí una llamada de Tim cuando aún estaba en rehabilitación. En su estilo clásico me estaba diciendo que lo sentía mucho, pero que no iba a ser posible que nos ayudara en el campamento, aunque si lo sostendría en adoración. Le conté a Cindy que todos los temas y preparativos en los que había estado trabajando en el campamento se fueron completamente; No podía recordar una sola idea Entonces ella me sonrió y dijo, “Dios tiene esto” y sabes qué, Él lo tenía. Hay tantos detalles pero aquí hay algunos de los reflejos; nosotros adquirimos los servicios de otro gran entrenador MX Randall Williams de Lubbock, Texas. Nosotros tuvimos ayudantes que aparecieron desde nuestro capítulo, Kingdom Kruisers # 430, cruzados de la Biblia, # 443 de Amarillo y Peter Feldner, el representante del área de Nuevo México se acercó para asistir.

Tuvimos 13 niños que vinieron al campamento; ganaron conocimientos valiosos sobre la pista de Bryan y Randall. Cuando se acercó el turno de capellanía del miércoles, Dios tenía la respuesta perfecta que no había visto nunca venir. Él aplicó la perdida de mi propia madre 17 años atrás para alcanzar los corazones de todos aquellos jóvenes, y lo hizo. Seis de los trece niños se levantaron y proclamaron con orgullo a Jesús como su salvador personal. Al día siguiente, durante la clausura y el cierre del campamento, presentamos a cada uno de los niños con su propia Biblia personalizada. 10 minutos después de recibirlas, dos de los jóvenes que habían aceptado a Cristo la noche antes se sentaron en la mesa y la leyeron. Todo esto fue para la gloria de Dios y sí, lo haremos de nuevo en años. Entonces, la próxima vez que te preguntes: “¿En qué me he metido?”, ¡Simplemente recuerda dejarlo en manos de Dios, porque Dios también lo ha conseguido!

3.JPG

Johnny y Cindy Harper son miembros de KingdomKruisers # 430 en Pampa, Texas.

PAGINA 13 – En esta pagina, Randal Tebeau, nos trae un nuevo mensaje, llamado ¿Eres real? 

¿ERES REAL?

¿Qué es un motorista “real”? He escuchado muchas conversaciones sobre este mismo sujeto, con tantos pensamientos y opiniones. De hecho, los pensamientos y las opiniones siguen y siguen y siguen. Es muy interesante escuchar la definición cambiante de motorista dependiendo de quién está hablando. Más a menudo que el no la descripción de “motorista real” tiende a inclinarse hacia el estilo particular de esa persona de conducción, el tipo o la marca de la moto que montan, de la forma en que visten o el equipo que usan. Mucha gente incluso irá más lejos como para incluir características personales en las descripciones como la forma en que el motorista debe mirar, actuar y hablar. Por pilotaje, incluido el número de kilómetros,  qué frecuencia, cuándo y dónde viaja todo cuenta. Oh, y no vamos a olvidar el “motero versus motociclista” mentalidad que agrega otra dimensión a esto conversación ya nublada de por sí. ¡Al final, la mayoría de la gente lo resumirá diciendo que es todo sobre un estilo de vida!

No voy a tratar de darte una respuesta definitiva sobre este tema, por lo que seguiré con mi humilde opinión de mí mismo y avanzare hacia otra pregunta para reflexionar.

¿Qué es un cristiano “real”? Con todas las personas diferentes que encuentro, muchos siendo otros Cristianos; esta pregunta parece aparecer de vez en cuando. Afortunadamente para nosotros, la Biblia nos dice que convertirse en cristiano se encuentra en nuestra respuesta a esta simple pero importante pregunta: “¿Has aceptado personalmente a Jesucristo como tu Señor y Salvador?” Las preguntas “verdaderamente Cristianas” parecen venir cuando nos movemos el pasado de la verdad del evangelio y traemos más pensamientos u opiniones a la imagen.

Si no tenemos cuidado, podemos quedar atrapados en la trampa del “Cristiano real”.  Es fácil desarrollar algunos procesos de pensamiento predeterminados sobre cómo debe mirar un cristiano o actuar, a qué iglesia o denominación deben pertenecer, que fruto u otra evidencia en su vida podemos esperar de ellos. Podemos quedar tan grabados en este tipo de pensamiento y olvidar que ser un Cristiano no es una lista de cosas que nosotros u otros necesitamos hacer. Es tener una relación viva con Jesús ser un “verdadero cristiano” es un cambio de por vida, es un proceso continuo que nos cambia a algo que no podemos convertir en propio.

Como Cristiano, debemos esforzarnos siempre por ser más como Cristo mientras corremos la carrera de la vida. Por fe nosotros debemos mantener nuestros ojos en Jesucristo y no en nosotros mismos o en otros. Debemos morir a nosotros mismos y a acciones o pensamientos para permitir que el Espíritu Santo nos llene y que Cristo pueda brillar a través de nosotros en este mundo oscuro. Y, como miembro de la familia de Dios debemos apoyar a nuestros hermanos y hermanas Cristianos a crecer en nuestro caminar y en nuestra fe.

¿Lo arruinaremos? Lo más probable, pero no tenemos que quedarnos allí. En esas veces necesitamos arrepentirnos y mantener nuestros ojos en Jesús como nuestro amoroso y misericordioso Salvador y Señor. Cuando somos salvos por la increíble gracia de Dios, la puerta está abierta para nosotros y podemos caminar en nuestra fe cristiana y ser ese Cristiano “Real” que marcará la diferencia en la vida de aquellos que ven a Jesús en nosotros.

Ser cristiano no es meramente un estilo de vida sino un cambio de vida de todos nosotros que afirmamos que Cristo debe estar vivo. ¿Eres Real? 

“Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante,
12:2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios” (Hebreos 12:1-2, RV60). 

2
Randal y Lisa Tebeau supervisan la Región Sudeste como Evangelistas Nacionales.

PAGINA 21 – Peter Helgerson nos habla en este momento del Rally Nacional del Este

RALLY NACIONAL DEL ESTE

El Rally Nacional del Este de este año en Lewisburg, West Virginia fue un evento lleno de bendiciones. No creo haber visto nunca antes tantas sonrisas y gente feliz en un mismo lugar. El compañerismo fue realmente una bendición para Connie y para mí al disfrutar compartiendo con muchos miembros e invitados. Sentimos que los mensajes de nuestros socios de ministerio fueron los más destacados para muchos. Expresaron los verdaderos resultados de Run for the Son. Por favor, disfruta leyendo una de las cartas que recibimos de una persona bendecida.

Peter Helgerson

“Nos gustaría agradecer a CMA por el maravilloso Rally Nacional del Este en Lewisburg, West Virginia de este año. ¡El amor de Dios fue tan real y tan desbordante! ¡Fuimos tan bendecidos por el rally! La palabra de Dios estaba fluyendo a través de los mensajes de los evangelistas y fueron directos.

El rally nos ha conmovido de manera especial. Vamos a Florida en el invierno y nos quedamos un par de meses en un campamento. ¡Somos los formidables SnowBirds! Allí hemos conocido a nueva familia y hecho nuevos amigos. ¡La mayoría de ellos son también moteros! Encontramos que tendemos a ser los únicos que hablamos sobre Jesús y de pertenecer a CMA. ¡Eso es un campo misionero maduro para la cosecha!

Uno de nuestros amigos de Florida es un SnowBird de Cleveland, Ohio. Lo invitamos a él y a su esposa a unirse a nosotros en el Rally Nacional del Este de CMA. No son miembros de CMA. Es un poco atemorizante invitar a alguien si estas contando con que otros sean el anfitrión o anfitriona de Dios. ¡Los miembros de CMA fueron los anfitriones perfectos! No vimos ningún mal comportamiento o escuchamos nada malo. ¡Fue grandioso!

Nuestros amigos tuvieron un tiempo maravilloso. Nos sentamos con ellos por las noches y otros vinieron y hablamos. Nuestro amigo fue capaz de juntarse con otro miembro de CMA y ¡tocaron la guitarra durante horas! Nos encantó. Nosotros les escuchamos tocar grandes canciones cristianas antiguas y alguna canción country antigua (Buenos temas de Hank Williams, Johnny Cash, etc.). Cuando se separaron, se abrazaron y se llamaron hermano el uno al otro. Que noche tan asombrosa.

Asistieron a todos los servicios nocturnos pero no a todos los de la mañana. Eso estuvo bien. Nosotros le dimos eso a Dios y al Espíritu Santo para hacer lo que vieran conveniente. Nos sentamos afuera por las noches hablando. Un montón de la conversación se centró en Dios y en la Iglesia. Aprendimos mucho sobre donde están en su caminar y aprendieron mucho más sobre nosotros.

El sábado fuimos con nuestros amigos a un restaurante local de comida rápida. Recibimos nuestra comida y nos sentamos. Nuestro amigo preguntó si podía orar por los alimentos. ¡Estábamos tan bendecidos por esa pregunta! Eso no pasó en Florida aunque siempre orásemos por nuestras comidas cuando nuestros amigos estaban con nosotros.

Nuestros amigos quedaron impresionados por el rally. ¡Han vuelto a dedicar sus vidas para el Señor! ¡Muchas gracias por estar ahí para nuestros amigos!”

Bendiciones para todos,

Larry y Jean Thomas, blanco, Horse Riders # 565, Latrobe, PA

PS: ¡Angels on a Mission (angelsonamission.org) hicieron más de $350 en el rally de Run for the Son vendiendo joyas! ¡Gracias por la oportunidad de servir a Dios!

Como puedes ver en su testimonio, el Espíritu Santo se estaba moviendo y vidas fueron cambiadas. No puedo esperar a escuchar y ver el impacto en el año que viene en todo el mundo del reino de Dios ordenado por este ministerio que llamamos CMA.

5
Peter y Connie Helgerson supervisan la Región Nnoreste como evangelistas nacionales.

PAGINA 23-28 – Empezando en la pagina 23 y acabando en la 28, nos llega el mensaje del movimiento joven de CMA.

LLAMADO, EQUIPADO

A través de los primeros meses de este nuevo viaje, ¡Samantha y yo hemos golpeado la carretera bastante duro! Viajamos casi todo el verano, conocimos a nuevos amigos y animamos a las personas con el mensaje de Jesús transformando vidas. Nosotros también impulsamos el Movimiento Joven del ministerio de CMA amando y levantando miembros de CMA, adultos y jóvenes por igual. En cuestión de tres semanas y media entre agosto / septiembre, nosotros viajamos de Mena a Hutchinson, KS para el Rally de Kansas State, de Hutchinson a Ottumwa, IA para hacer una visita con Roger y Rayleen Wilson, de Ottumwa a Gillette, WY para el Rally estatal de Wyoming, de Gillette al Lower Michigan State Rally en Sebewaing, MI y de Sebewaing a Marion, IN para el Rally estatal de Indiana. Eso suena increíble, ¿verdad? Así fue.

Entre Ottumwa y Gillette, durante la primera semana del viaje, Sam y yo ambos caímos enfermos. Sam estuvo con tos, fiebre y problemas del vientre. Todo la preocupaba inmensamente por el bebé que lleva en su interior. Yo también cogí un resfriado, una fiebre, y algunos otros dolores menores. Naturalmente, estos síntomas me preocupaban y me hizo sentir como si no pudiera conducir para cumplir con las demandas del viaje en el que estábamos. Acostados en una habitación de hotel en Sioux Falls, Samantha y yo apagamos las luces para dormir a las 8:25 p.m. y ambos estábamos medicados y ardiendo de fiebre. Nos miramos y ella me preguntó: “¿Estamos viejos?” Dormimos hasta casi las 9:00 a.m. del siguiente día. Durante la noche y la siguiente mañana nos encontramos cuestionando nuestro llamado, nuestro propósito en el viaje y si estábamos o no equipados para un trabajo como este, pero fue entonces cuando Dios comenzó a hablarnos.

Ese fin de semana, como dije, asistimos al Rally estatal de Wyoming y la gente fue muy acogedora y amable con nosotros. Todavía nos sentíamos bastante lamentables, pero Dios nos ministró durante el rally. Un miembro compartió en el servicio, en la primera noche, cuanto la había estado usando Dios hace poco. Ella compartió una par de testimonios de hablar con la gente quienes estaban abiertos al Evangelio y al ministerio de CMA. Su punto era este: Dios nos usa cuando no somos lo suficientemente buenos o lo suficientemente fuertes como para solucionar el problema porque así es como sabemos que es Él en Su trabajo y no nosotros.

Mientras respirábamos ese mensaje, nosotros comenzamos a discutir lo que esto significaba para nuestra vida. Llegamos a la conclusión de que no estábamos equipados para este trabajo. Nosotros no lo estábamos. Y aún no lo estamos. Nuestros cuerpos no podían tomar el viaje y nuestros espíritus no pudieron afrontar las pruebas. Sin embargo, estábamos seguros en este trabajo de ser lo que Dios nos ha llamado a ser ahora mismo. Hemos sabido desde que éramos más jóvenes que amamos el ministerio de CMA y Dios había plantado la visión del movimiento joven en nuestros dos corazones.

Este es nuestro punto, Dios no siempre llama al equipado, pero a menudo equipa al llamado. Sam y yo estamos seguros en el llamado, y dependemos de Dios para el equipo que necesitamos llevar en el trabajo que tiene para nosotros. Nuestros cuerpos frente a la enfermedad y al cansancio fueron una prueba de nuestra fe; ¿Vamos a confiar realmente en Dios nuestra enfermedad? ¿Realmente vamos a permitir que Él nos equipe con la energía y la resiliencia que debemos impulsar en una temporada de pruebas? Estamos tratando de responder afirmativamente a esa pregunta cada día.

Esto no es diferente a la historia del llamado de Jeremías en el capítulo uno de su libro. Jeremías de inmediato comienza a dar excusas de por qué no puede llevar a cabo el trabajo que el Señor había mandado para él. “Soy muy joven”, dijo. Dios, en su forma y pensamientos superiores, respondió a las dudas de Jeremías al asegurarlo de su llamado. Dios dijo que eligió a Jeremías antes de que naciera para ser un profeta de Dios a Israel. Jeremías, después de darse cuenta de que esto era verdaderamente el llamado de Dios, sabía que no estaba equipado para hacer este trabajo, y fue cuando Dios “extendió la mano y tocó (su) boca y dijo: “¡Mira, he puesto mis palabras en tu boca!”

Quiero alentarte, al igual que Dios nos alentó. Sigue la llamada que ha puesto delante de ti. Todos debemos seguir la voluntad de Dios para nuestras vidas aun cuando pueda parecer improbable e incluso cuando podemos sentirnos mal equipados. Si estamos abiertos a seguir las instrucciones de Dios para nuestras vidas, Él abrirá las puertas, arrojará luz en el camino y nos equipará para cada prueba por venir.

Captura3
Zeke y Samantha McPherson
sirven como Evangelistas Nacionales del Movimiento Joven de CMA.

PAGINA 25 – El articulo del miembro nos trae una historia contada por Laster Boogs

LAS MOTOS SON HERRAMIENTAS PARA MINISTRAR

La temporada de motociclismo es algo que mi esposa y yo siempre esperamos con ansias. Es el momento de
sacar las motos del garaje y estar ocupados de que Dios nos use para cambiar el mundo, un corazón a la vez. Los motoristas son únicos en su “Orgullo durante el viaje”. Muy a menudo en espectáculos de motos, puedes ver señales que dicen “no tocar” o “no sentarse en la moto.” Nosotros vemos las cosas
un poco diferente. Nuestras motos son
herramientas con las que Dios nos ha bendecido para dar testimonio a aquellos quienes se cruzan en nuestros caminos. Hay un dicho que siempre tengo en mente todo el tiempo, no solo en la temporada de motociclismo. Es este, “Pide a Dios cosas para disfrutar de la vida, en SU gracia y misericordia ÉL te da la vida para disfrutar las cosas.” Las cosas o juguetes que Dios nos da son herramientas del ministerio si elegimos usarlas de esa manera.
El verano pasado, mientras viajábamos acompañando a nuestro capítulo, tuvimos una experiencia que pasa una vez en la vida. Aparcamos nuestra Indian con sidecar en medio de una calle abarrotada  con filas de motos. Nos llevó alrededor de una hora caminar disfrutando de todas las motos únicas del show. Después, regresamos a nuestra moto para dejar algunas cosas que habíamos comprado. Junto a nuestra moto, había un caballero en una silla de ruedas, junto con los miembros de su familia. Escuchamos decir a su hija, “Esta moto es como la que mi padre usaba para llevarme de viaje cuando era pequeña.” Nos acercamos y le dijimos a la niña que no había problema si su padre se sentaba en la moto y se sacaban fotos. Nosotros lo ayudamos a salir de su silla y montarse en la moto. Mientras estaba sentado allí mientras su hija le hacia fotos las lágrimas comenzaron a fluir por su mejilla. Por un momento creo que el recordó tiempos pasados… mucho mas felices. Mi mujer y yo no tratamos de predicarle, tan solo estábamos parados detrás  viendo la alegría y felicidad ante nosotros. Vimos como Dios usaba la herramienta que Él había colocado en nuestras manos para bendecir a una familia. Al otro lado de la calle me di cuenta de que un par de moteros de aspecto áspero mirando la escena. Las lágrimas comenzaron a fluir de sus ojos mientras miraban lo que acababa de suceder.

La familia nos agradeció por dejar que se echaran fotos. Acabamos de decir “ningún problema, cuando queráis” y caminamos de vuelta por la calle. Nosotros no predicamos  o les dijimos que necesitaban entregar sus corazones a DIOS. Nosotros
simplemente nos alejamos dejando ver el parche de CMA de nuestra espalda.
La Moto Llama, como lo llamamos, es otra herramienta que usamos. Incontables veces hemos estado en shows y hemos compartido la historia detras de ella. Hebreos 1: 7 dice: “Ciertamente de los ángeles dice: El que hace a sus ángeles espíritus, 
Y a sus ministros llama de fuego.” La matricula de la moto dice “llama de fuego.” Kanda y yo queremos que la llama del Espíritu brille intensamente siempre en nuestras vidas para que podamos compartir nuestra fe con pasion. Moisés tenía una vara, David tenía una honda, Jesús tenía pan y algunos peces. Todos tenemos herramientas que se pueden usar si abrimos nuestros ojos a las posibilidades.

4.JPG
Laster and Kanda Boggs son miembros de CMA Blood Bought Bikers #1116 en Warsaw, Indiana.

PAGINA 26-27 – El segundo articulo del miembro de este mes, nos trae un escrito de Tom White, titulado Historia de Navidad.

Era el 23 de diciembre de 1964. El Árbol de Navidad fue decorado como en años anteriores, pero había pocos regalos envueltos debajo del árbol y tres niños seguían mirando para ver si otros aparecerían con sus nombres en ellos. “Probablemente pondrán el resto mañana por la noche cuando estemos dormidos”, dijo el hermano mayor a su hermana y hermano pequeños, “Siempre lo hacen de esa manera, ya lo sabes.” Su hermana no estaba mirando, sin embargo, algo en el árbol había llamado su atención. “Mira” casi chilló ella, “Hay un ornamento para Ronnie.” A través del reluciente adorno leyó Primera Navidad del Bebé”. Sí, está el mío de cuando yo tenía cinco años con mi nombre,” dijo el hermano mayor y aquí está el adorno de Terry. Mamá tuvo que ponerlo allá arriba porque él intenta cogerlo y rompe los demás adornos del árbol. “Yo no” lloró Terry. Sonó justo entonces el sonido del cierre de la puerta del coche y al bebé llorando. Se les dijo que mamá estaba
de vuelta a casa de comprar y que tenían que ir y ayudarla, así que salieron corriendo por la puerta para encontrarse con ella.
Sissy sacó al bebé Ronnie del brazo de mamá mientras su hermano mayor comenzó a agarrar bolsas para llevar dentro de la casa. “¿Qué hay aquí?”
preguntó. “No te atrevas a mirar en esas bolsas jovencito,” amenazó su madre, y creetelo, él lo sabía mejor. La anticipación y la tensión  se mezclaron en el estomago del hermano mayor aquella noche mientras intentaba dormir. El recordó como en años pasados, en Navidad,   a su padre llegando a casa tarde desde su trabajo como camarero y él y su hermano pequeño siendo despertados por el sonido de portazos, golpes,
platos rompiéndose, gritos, la voz de la madre llorando, “¿No puedes venir a casa tan solo una Navidad sobrio? ¿Por qué tienes que arruinar
cada Navidad?” Él oró con su pequeña Biblia sostenida fuertemente en sus brazos, “Por favor, deja que mi papá venga sobrio en casa este año, ¡por favor!”
Finalmente él cayó profundamente dormido y
el único sonido en la casa era el viejo motor de la nevera y los ronquidos de su hermana. PORTAZO, GOLPE, “¿Dónde has estado? ¡Son las 5:00 de la mañana!” He estado hablando con los muchachos en el trabajo”. “¡Estas borracho otra vez!” Más gritos, más portazos, más golpes. Los niños estaban todos despiertos ahora, aferrándose a sus colchas cuando comenzó a invadirles el miedo. El hermano mayor salió a ver y allí estaba el amenazante, oscilante hombre al  que llamó mirándole en el pasillo. “Vuelve a la cama”, le dijo con un insulto. El hermano mayor regresó dentro de la habitación y cerró la puerta donde Sissy y Terry estaban llorando. Él los calló y les dijo que se volvieran a meter en la cama. Más
golpes, más portazos, bebé llorando, luego silencio. Finalmente se terminó. Sissy y Terry continuaron
llorando. El hermano mayor instó a llorar en sus almohadas para no ser escuchados.
Ese mismo miedo profundo que él había sentido tantas veces antes ahora estaba agarrando su estómago y él no quería imaginar lo que se encontraría por la mañana. ¿El árbol estaría por los suelos? ¿Se habrían roto los muebles? ¿Encontraría trozos de añicos? ¿Platos en el suelo? Él no apartar el pensamiento. Aferró la Biblia encuadernada en cuero que tenía apenas abierta desde que la recibiera dos meses antes en la que ponía en la portada, “De mama y papá “. Fue su regalo de cumpleaños. Su 13°. Él había escuchado las historias de su interior. Su madre había leído a los niños de la gran familia de la Biblia; las historias de David y Goliat, Daniel en la guarida del león, Sansón y Dalila. Él sabía que Jesús estaba allí. Eso significaba que Jesús tenía que estar con él también, ¿no? Por favor, Jesús, no permitas que esta Navidad se arruine como las otras.
El deseaba tener a su Padre de vuelta. El que solía llevarlo a pescar y al parque, pero el alcohol lo tenía ahora. “Querido Dios, por favor haz que mi papá pare de beber,¡por favor!” Llegó la mañana y los tres niños tímidos se arrastraron lentamente fuera de la habitación, bajaron al pasillo, y entraron en el salón. La Madre estaba poniendo ropa en una maleta y la ropa de cama en el coche. Papá todavía estaba durmiendo y ella tuvo que trabajar rápido. “Niños coged vuestra ropa y entrad en el coche.” El teléfono sonó una vez. La madre lo agarró y le dijo a los niños que no se movieran y estuvieran callados. “Sí, papá” dijo por el teléfono, “Estaremos allí mañana por la noche .., si el coche lo consigue.” El hermano mayor sabía lo que eso significaba “Está bien, lo haré. Te lo prometo.” Tras esto colgó. ” Vamos a ver al abuelo Clinton,” preguntó el hermano mayor. La madre lo trajo hacia ella y acarició su pelo, “No puedo mas.”  “Lo sé, Mama, lo sé.”
Mientras el viejo Edsel cogía la entrada de la carretera, el hermano mayor no puedo evitar echar de menos a su padre. Si solo su padre pudiera acompañarlos, lejos a un nuevo lugar, un nuevo comienzo; un nuevo trabajo, no uno en un bar donde había bebida. Recordaba que, cuando era pequeño, su papá lo llevaba en el gran camión que conducía en su trabajo. Si tan solo pudiera volver a conducir un camión en algún lugar del norte. “Mamá, ¿qué hay de nuestros regalos de Navidad?” Sissy preguntó. “Los puse en el maletero”, dijo la Madre. La madre tomó la salida para la carretera interestatal al norte. El claro cielo azul y la carretera abierta se extendían ante ellos. No parecía Nochebuena. Todos había sido dejado atrás. Ningún árbol con regalos. Sin adornos. ¿Cómo podría ser Navidad? La madre encendió la radio y escucharon la voz de Bing Crosby cantando, “Sueño con una Navidad blanca” crujia a través de los viejos altavoces. El hermano mayor se preguntó: “¿Habrá nieve en el norte donde vivían Papa Clinton y Nana? ¿Dónde pasaremos la Nochebuena? ¿Qué hara papá en Navidad solo?”. Sus ojos se llenaron de lágrimas mientras luchaba por contener las lágrimas. “No quiero que Sis y Terry me vean llorando”.

Ahora era el hombre de la familia. Echaba de menos a su padre más que nunca. Más que nunca antes. “Por favor, Señor, ayuda a mi Padre a dejar de beber”, oró en silencio, “¡Por favor!” Mamá le apretó la mano y dijo: “Todo ira bien. De alguna manera, lograremos un camino”. ¡Dios haría un camino! Era la tarde de Nochebuena y en 1964 había pocos automóviles en la carretera. El viejo Edsel se lanzó a Grapevine y entró en la niebla del valle. No era por la densidad, era normal encontrarse con una niebla que blanqueara el valle, pero la madre tenía un miedo profundo a conducir en la niebla. Si alguna vez hubo una sensación de estar huérfanos y varados en un extraño y estéril lugar, se quedó pegado a la garganta de su hermano mayor, sentado en la parte delantera de ese viejo automóvil. El bebé apenas se había preocupado en absoluto hasta este punto, pero finalmente lo soltó, dejando que el conductor y los otros pasajeros supieran que ya había tenido suficiente. Sissy, siempre la segunda madre tranquila, había cambiado al bebé Ronnie y lo mecía mientras pasaban Bakersfield.

Todos estaban cansados ​​y Terry ya estaba profundamente dormido. La esperanza era llegar a Sacramento, pero la niebla comenzó a empeorar. Los nervios de mamá estaban a flor de piel cuando salieron de la autopista y vieron las luces navideñas del pequeño motel y el anuncio de vacantes en el cartel rojo de neón que crearon un extraño pero acogedor halo en la niebla. Las luces la llevaron al camino de grava. La habitación de aquel pequeño motel con dos camas sería su hogar en Nochebuena. El cuarto estaba lo suficientemente cerca de la pequeña ventana de la oficina como para iluminar la habitación con los colores de las luces que rodeaban la oficina. La madre reunió a los niños con los brazos y los besó y cuidó de ellos, y luego les dio los regalos que había traído para Navidad. La habitación, radiante, cada uno con su regalo de su Madre. Muchos abrazos y besos y de alguna manera … ¡Dios hizo el camino!

La historia no termina aquí, porque yo soy el “Hermano Mayor” y estoy aquí para decirte que ¡DIOS HIZO UN CAMINO! Nunca lo hicimos en Washington. Terminamos con la hermana de mi mamá, la casa de JoAnn en Concord para Navidad. La nieve bloqueó el paso de Siskiyou durante dos semanas ese año y fuimos huéspedes en casa de mi tía Jo y mi tío Dick y nuestros tres primos. Mamá encontraría un trabajo en Walnut Creek y nos mudamos a un pequeño dúplex en Concord; ¡Todo lo que mi madre podía permitirse, pero ¡DIOS HABÍA HECHO UN CAMINO!

Tom y Juliet White son miembros de Lord’s Knights # 480 en Vallejo, California.

CONTRAPORTADA – Por ultimo, tenemos la reflexión que cierra la revista de este mes.

En ti, oh Jehová, he confiado; no sea yo confundido jamás; Líbrame en tu justicia. Inclina a mí tu oído, líbrame pronto; Sé tú mi roca fuerte, y fortaleza para salvarme. Porque tú eres mi roca y mi castillo; Por tu nombre me guiarás y me encaminarás.

Comenzar un viaje por carretera siempre es emocionante; nunca se sabe lo que viene. Te subes a tu moto y comienzas a andar por el camino esperando que tu moto te lleve a tu destino. ¿Te das cuenta de la confianza que le das a tu moto cada vez que la montas? ¿Qué pasa si ponemos la misma cantidad de confianza en Jesús? ¿Cuánto mejor sería nuestro viaje?

La confianza a menudo es difícil de dar y recibir en el mundo de hoy. Hay un nombre que siempre puedes asociar con la confianza, Jesucristo. Si ponemos nuestra confianza sin vacilar en Jesús, siempre podemos estar seguros de que llegaremos a nuestro destino.

Querido Señor, por favor ven a mi corazón. Sé que moriste en la cruz por mí. Por favor, perdóname por haber pecado contra ti. Toma el control de mi vida, sé que siempre puedo confiar en ti. Gracias por tu hijo, Jesucristo. En el nombre de Jesús, Amén.

 

Un mes mas, esperamos que estos mensajes os hayan sido de gran bendición, y por supuesto, esperamos veros el mes que viene.

Os dejamos el enlace de nuestra pagina web, donde podréis descargar la revista integra.

CMA HeartBeat Noviembre 2017

Dios os bendiga!

Imposible con el hombre, posible con Dios

Hebreos 11: 1 (RV60) declara, ” Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve”. Este Versículo es la definición de fe, y a su vez muy interesante. La fe se puede ver en dos áreas, la fe del hombre y la fe de Dios. Me parece interesante observar que este contexto de las Escrituras habla de la fe como una sustancia. Creo que la esencia de este versículo trata con el espíritu de Dios hablando en el día de la creación a un mundo vacío y sin forma, creando algo de la nada, una sustancia eterna por encima de la sustancia del hombre. La evidencia en esta Escritura se puede ver en muchas formas, pero la evidencia que más me gusta es saber que soy redimido por la sangre del Cordero. Esta evidencia es lo que Cristo hizo por todos nosotros en el Calvario. Cuando pienso en la fe desde este punto de vista, me facilita poner toda mi confianza y ser en nuestro Señor y Salvador Jesucristo, porque donde se detiene mi fe, Él me sostiene. Cuando me doy cuenta de que debía una deuda que no podía pagar y Él pagó una deuda que no le correspondía, comencé a comprender la evidencia de nuestra fe. Jesucristo es el autor y el consumador de nuestra fe, lo que para mí significa que no solo escribió el plano, sino que lo completó. Él es todo lo que necesitamos en cualquier situación; para cualquier pregunta que podamos tener, Él es la respuesta. Te animo a que busques en Él la fe que necesitas en tu vida.

-John Ogden Sr.-

Pasando por encima y más allá

“Y dijo: Oh Jehová, Dios de mi señor Abraham, dame, te ruego, el tener hoy buen encuentro, y haz misericordia con mi señor Abraham. He aquí yo estoy junto a la fuente de agua, y las hijas de los varones de esta ciudad salen por agua. Sea, pues, que la doncella a quien yo dijere: Baja tu cántaro, te ruego, para que yo beba, y ella respondiere: Bebe, y también daré de beber a tus camellos; que sea ésta la que tú has destinado para tu siervo Isaac; y en esto conoceré que habrás hecho misericordia con mi señor. Y aconteció que antes que él acabase de hablar, he aquí Rebeca, que había nacido a Betuel, hijo de Milca mujer de Nacor hermano de Abraham, la cual salía con su cántaro sobre su hombro” (Génesis 24:12-15, RV60)

Estos versículos de la Escritura tratan de la historia de Abraham enviando a su siervo a buscar una esposa para Isaac. El siervo pidió a Dios para hacerlo en la voluntad de Dios; planeó pedirle a una señora un trago en el pozo. Si ella respondía diciendo que ella le daría un trago y también a sus camellos, él pidió que fuera la única que Dios había designado. Cuando el sirviente le pidió a Rebeca un trago, ella no solo proveyó agua para el sirviente, sino que, como él había orado, hizo un esfuerzo adicional para dar agua a los camellos.

Dar agua a los camellos fue una gran tarea, ya que normalmente se necesitan 20 galones de agua para llenar un camello. En el caso de Rebeca, ella simplemente dijo que haría lo que se le pidió, pero luego ella iba a hacer algo más. Su generosidad le permitió cumplir el destino de Dios para su vida. Rebeca podría haber dicho muy fácilmente: “No tengo agua para los camellos”, y habría perdido el destino de Dios para su vida.

¿Dónde estaríamos si Noé hubiese dicho: “Yo no hago barcos”, o si Moisés hubiera dicho: “Yo no separo ríos”, o si David hubiera dicho: “Yo no acabo con gigantes” o si Pablo hubiera dicho: “Yo no escribo cartas”? Dios nos llama a ser un siervo e ir más allá de lo que se espera de lo natural para cumplir Su voluntad en nuestras vidas. Creo que Dios nos desafiará a todos a hacer lo mejor que podamos y, mientras servimos, realizar cada tarea como para el Señor, porque solo Dios conoce las tareas específicas que abrirán la puerta a nuestro destino en Él.

-John Ogden Sr.-