Sabiduría desde Arriba

“¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre. Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad; porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica. Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa. Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía. Y el fruto de justicia se siembra en paz para aquellos que hacen la paz.” (Santiago 3:13-18, RV60).

Enfrentamos muchas situaciones difíciles en la vida donde necesitamos la sabiduría de Dios; de hecho, necesitamos la sabiduría de Dios en todo momento. Hay ocasiones en las cuales buscamos consejo de otras personas para tomar la mejor decisión, sabiendo todo el tiempo que necesitamos el consejo de Dios. Hay ocasiones en que no buscamos sabiduría, pero la gente comparte con nosotros lo que creen que Dios ha dicho. En todos estos casos, puede haber confusión.

Este versículo de la Escritura establece el estándar y divide la sabiduría del hombre de la sabiduría de Dios. Si estamos recibiendo sabiduría desde un punto de envidia o conflicto, no es de Dios, es terrenal. La Escritura continúa diciendo que donde hay envidia y lucha, hay toda obra malvada. Debemos mantenernos alejados de la sabiduría, a toda costa, que causa confusión o proviene de la envidia o la contienda.

La sabiduría de Dios es pura, pacífica, gentil y llena de misericordia y buenos frutos. Este es el tipo de sabiduría que todos necesitamos y podemos usar. Creo que se puede resumir diciendo que esta es la sabiduría que viene de arriba, se siembra en amor y producirá lo mejor de nosotros según la voluntad de Dios. Muchas veces vuelvo a estas Escrituras para encontrar el equilibrio en la sabiduría para mi vida. Cuando comparo las decisiones que hay que hacer y la sabiduría que se comparte en contra de lo que dice la Escritura, queda muy claro qué sabiduría proviene de Dios y qué sabiduría no. Te animo a que consumas estos Versículos y las sigas, ya que traerán paz a tu vida y te llevaran a las decisiones correctas. Esta es la regla de sabiduría de Dios.

-John Ogden Sr.-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s