La Marca de un Fiel Servidor

Pues si yo, el Señor y el Maestro, he lavado vuestros pies, vosotros también debéis lavaros los pies los unos a los otros” (Juan 13:14, RV60).

La sociedad en la que vivimos tiene una tendencia a hacer que nos miremos a nosotros mismos primero. Para muchos de nosotros, la vida es una serie de acciones cuyo objetivo es cuidarnos en primer lugar. Vemos esto a través de los medios y anuncios que nos bombardean diariamente. Como sabemos, esto no es lo que Jesús nos enseñó a hacer. Mateo 20: 26-28 declara, que el que quiera ser líder entre vosotros, deberá ser sirviente (parafraseando). La servidumbre que cuenta en la vida es la servidumbre que cuesta.

En el ejemplo de Jesús de lavar los pies de los discípulos, Él asumió una de las tareas más bajas. He participado en lavados de pies, y para decirlo, es una experiencia muy humilde. A través de este ejemplo, Jesús de una manera humilde y tranquila nos enseña poderosamente a servir a los demás desinteresadamente. Luego les pidió a los discípulos que hicieran lo que Él había hecho. ¡Qué asombroso ejemplo de que el Hijo de Dios se humilló a sí mismo para enseñarnos esta verdad!

Servir a los demás no ocurre por accidente, sino que se logra cuando tomamos la forma de Cristo y nos convertimos en siervos de lo que Jesús nos llamaría a hacer y a quienes nos rodean. Servir a otros requiere que tomemos riesgos. Puede que nos malinterpreten y algunos incluso se burlen de nosotros.

Mucha gente quiere sentarse en el palacio de honor y ser alabado por el hombre. Servir a Jesús es una vida de servicio. Puede que no sea un camino de alabanza por parte del hombre, pero es un camino gratificante. Solo con este camino podemos verdaderamente ver la mano de Dios en acción. ¿Estamos dispuestos a hacer lo que Jesús nos pide? La humildad es el camino de la cruz.

La marca del hombre inmaduro es que quiere morir noblemente por una causa, mientras que la marca del hombre maduro es que quiere vivir humildemente por una. ~ Wilhelm Stekel

-John Ogden Sr.-

Anuncios

Rodando en Invierno

A pesar de que ya queda menos, el frio sigue entre nosotros. En esta temporada invernal, podemos elegir dos cosas: aparcar la moto hasta que vuelva el calor, o seguir disfrutando de ellas a pesar del frio. En invierno podemos ver paisajes con una belleza distinta a la que veríamos en verano. Nuestro Señor creo todo lo que vemos para que disfrutemos de ello, tanto en verano como en invierno. Por eso os traemos una serie de consejos y accesorios para que las rutas invernales se os hagan más llevaderas.

En CMA creemos que el mejor equipamiento que podemos llevar, en cualquier circunstancia en nuestra moto, es a Jesús en nuestro corazón, aunque hoy en día, debido a la tecnología, también podemos disfrutar de accesorios que nos permiten desafiar todo tipo de inclemencias medioambientales sin repercutir a nuestra salud.

A continuación veremos los distintos tipos de equipamiento con los que podremos enfrentarnos a lluvia, viento y frio extremo.

Primordial: el Casco

1_Casco_de_moto_integral_NZI_Symbio_Negro_Mate_M_57cm_QjA3NVpUUFFGMQ_medium

Obviamente el casco es un elemento obligatorio al ir a rodar en moto, pero además, en estos tiempos de climas fríos, debemos tener en cuenta la visibilidad, ya que al rodar con lluvia, podemos quedar sin visibilidad en nuestras viseras.

Los cascos integrales, son los más recomendados en este apartado, ya que, además de protegernos completamente, impiden que la lluvia se filtre por alguna parte, sin que la humedad produzca vaho que nos cause problemas de visibilidad.

Cuerpo

En invierno, nuestro equipamiento corporal debe atender a dos problemas básicos: nuestra visibilidad al resto de conductores y que no nos mojemos.

chaqueta-revit-voltiac-hv-228306

Como decíamos, los avances tecnológicos han permitido que hoy día existan telas o compuestos resistentes al agua, y con ello, se han podido crear cazadoras o chubasqueros para moto que combinado con algún color reflectante nos ayuda a que nos mantengamos secos, y que nos vean tanto de día como de noche.

Manos y Piernas

Personalmente, cuando tengo que salir a rodar en moto, la parte donde siento más frio son las manos. Por eso es tan importante tener unos buenos guantes impermeables y que nos permitan tener las manos preparadas para cualquier imprevisto.

En la actualidad, muchas motocicletas cuentan con puños calefactables o con una manera de instalarlos en nuestras motos. Con ellos, podremos permanecer calientes, pero seguiremos expuestos a la lluvia, lo que puede causar una pérdida de adherencia en los mandos.

ndphevikukstoccolma05

Y por último, pero no menos importante, tenemos nuestras piernas expuestas al frío y a la lluvia cuando vamos en moto. Para ello, disponemos de varias opciones, como los pantalones impermeables, realizados con una textura parecida a las chaquetas, y que repelen el agua, o las mantas térmicas para moto, que se enganchan a la misma para proteger del frío y la lluvia a las piernas.

manta-termica-yamaha-tmax-530-tucano

En el caso de estas últimas, también nos ayudan a que el asiento, y toda nuestra moto, permanezca seca y en las mejores condiciones.

Como podéis ver, existen infinitas posibilidades y accesorios para que podamos salir a la calle con nuestras motos a pesar del frío y de la lluvia. La que más os recomendamos es salir con nuestro Señor en vuestras vidas, y rodar cambiando almas para Él. Hay que ser prudentes, y vivir la vida tal y como nos encomienda nuestro gran Dios.

 

“El Señor te protegerá; de todo mal protegerá tu vida. El Señor te cuidará en el hogar y en el camino, desde ahora y para siempre.” Salmos 121:7,8 NVI

Cambios

“El cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas.” (Filipenses 3:21, RV60).

No podemos convertirnos en lo que necesitamos ser permaneciendo como somos. Si solo hacemos lo que siempre hemos hecho, solo seremos lo que siempre hemos sido. Si queremos crecer en nuestra relación con Dios, entonces somos nosotros los que debemos crecer y cambiar. Dios es inmutable. Somos nosotros los que creceremos y produciremos cambios a medida que lo sigamos.

¿Estás creciendo en tu caminar cristiano? Recuerdas los últimos cinco años de tu caminar en Cristo. ¿Has cambiado? ¿Estás cambiando? Un elemento fundamental de la experiencia cristiana es el cambio, siempre estamos cambiando. Estamos diariamente entrando en Su presencia y siendo cambiados cada vez más a Su semejanza. Si no estamos cambiando, entonces no estamos creciendo. Si no estamos creciendo, entonces no estamos viviendo. Cristo vino para que podamos tener vida y tenerla al máximo. La vida plena que Cristo desea que cada uno de nosotros tengamos es una vida que está totalmente saturada en Él. Es una vida que se expande constantemente, crece constantemente, lucha constantemente por más y más de Dios.

Busca la presencia del Señor hoy. Pregunta al Padre en que necesitas ser cambiado, cómo necesitas crecer. ¡Y ríndete a su proceso!

-John Ogden Sr.-

CMA HeartBeat Enero 2018

Buenos días a todos nuestros queridos lectores!!

Empezamos el año con una grandisima novedad, y es que la revista del ministerio de CMA, HeartBeat, da un cambio radical….y nosotros también!!!

A partir de este numero, y en los sucesivos, tendréis la revista….EN PDF!!! Estamos seguros que este nuevo formato de traducción, os traerá mas facilidades a la hora de leerla, ya que respetamos el formato original, y con ello la estética original de la revista.

Aclaramos que se han traducido tan solo los mensajes y rótulos necesarios para su correcta lectura, habiendo publicidad y otros intereses validos tan solo para CMA USA en Ingles.

Esperamos por lo tanto, que este nuevo formato, ayude a difundir la palabra de nuestro gran Dios aun mas si cabe, y que os sea de gran bendición para cada uno de vosotros.

Sin mas preámbulos, os dejamos el enlace al numero de este mes, ubicado en nuestra pagina web oficial, desde donde podréis leerla y descargarla en ambos idiomas.

Dios os bendiga!!!

CMA HeartBeat Enero 2018

¿Quién es más Grande?

“Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo” (1 Juan 4:4, RV60).

Me gustaría que te detengas justo donde estás, cierres los ojos y permitas que la esencia de 1 Juan 4:4 inunde tu espíritu. Somos hijos de Dios y Su Espíritu es más grande que cualquier cosa que enfrentamos y ganamos confianza al saber que Él no solo nos cuidará a nosotros, sino que también a los asuntos de la vida. Este es un lugar de poder y victoria, sabiendo que no se trata de nosotros, sino del poder transformador de Jesucristo que habita en nosotros. A través de Él, seremos más que vencedores. Esto no nos hace orgullosos ni arrogantes, sino que nos permite caminar con humildad en la autoridad del Hijo de Dios.

¡Qué pensamiento tan maravilloso darme cuenta de que para un creyente nacido de nuevo, es mayor el Espíritu de Dios que mora en él que cualquier cosa que este mundo o satanás puedan arrojar sobre él! Hay una condición al recibir el poder de victoria de Jesucristo. En pocas palabras, debemos permitir que Él sea el Señor y Salvador de nuestra vida.

Vivimos en un tiempo en el que se habla mucho de los Cristianos, pero se dice poco sobre lo que se necesita para ser uno. ¿Puedes nombrar un lugar y un momento en el que te arrodilles y le pidas a Jesús que te perdone de tus pecados y se arrepienta de ellos? Si tienes dificultades para recordar un lugar y una hora, te pido que lo hagas ahora, en la quietud de tu corazón, y pidas a Jesús que venga, tome control de tu vida, te perdone de tus pecados y sea el Señor del resto de tu vida.

Todos nosotros enfrentamos problemas y casuísticas en la vida, pero qué gran lugar el saber que saldremos victoriosos. No hay necesidad de preocuparse o tratar de hacer que las cosas sucedan. Simplemente necesitamos caminar en la unción y el poder de Dios; después de todo, Jesús murió en la cruz, no solo para que pudiéramos ser hijos e hijas de Dios, sino para que pudiéramos recuperar lo que Satanás había robado. ¿Qué te ha robado Satanás?

Creo que el Señor nos recordaría que es hora de que reclamemos lo que es legítimamente nuestro a través de la sangre derramada de Jesucristo. Al pensar en quiénes somos en Cristo, mi espíritu salta dentro de mí. No por mí, sino porque el mismo Espíritu de Dios que se movió a través de la tierra y no tomó nada y lo convirtió en algo es el mismo Espíritu que tomó la nada en mi vida e hizo algo de acuerdo con el plan de Dios. Dios nos ha encargado llevar este mensaje de Jesús a un mundo perdido y moribundo y le gustaría que nosotros operemos en victoria en él. Somos victoriosos en Jesús.

-John Ogden Sr.-

¿La Sabiduría de Dios o la del Hombre?

“¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre. Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad; porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica. Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa. Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura, después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre ni hipocresía” (Santiago 3:13-17, RV60).

Este fragmento de las Escrituras se ocupa de la línea divisoria de la sabiduría mundana y la sabiduría de Dios. Muchas veces en la vida, las personas vendrán a nosotros para compartir su sabiduría, a veces incluso diciendo que Dios les ha dado una palabra. Estas Escrituras dejan muy en claro la diferencia entre la sabiduría del hombre y la sabiduría de Dios. Las características de la sabiduría mundana son egolatría, envidia y amargura, y todas pueden resumirse como egoísmo. Cuando la sabiduría proviene de este conjunto de características, podemos estar seguros de que no es de Dios. Como cuestión de hecho, Santiago dice que esta sabiduría es terrenal, sensual y demoníaca. Esto provocaría confusión. Pero, la sabiduría de Dios será pacífica, pura, gentil, dispuesta a ceder y llena de misericordia y buenos frutos.

Con cualquier conjunto de circunstancias o decisiones, cuando hay falta de paz y misericordia, proviene del egocentrismo. Puedes ver esta sabiduría en nuestras iglesias, en nuestras reuniones de negocios y en nuestros capítulos. El sello distintivo de la sabiduría de Dios que viene de arriba es que traerá y producirá paz. Estas pautas muestran la diferencia entre el hombre que pretende ser sabio y la verdadera sabiduría de Dios. Nuestra sabiduría no solo debe ser una sabiduría que piense y hable bien, sino que debe caminar bien. Aquellos que viven en malicia, envidia y contención están confundidos y generan confusión. Ellos no tienen la paz de Dios; por lo tanto, esta sabiduría nunca traerá paz. El fruto de la pureza, la paz, la mansedumbre y la misericordia demostraron ser la sabiduría de Dios. La verdadera marca de la sabiduría de Dios traerá vida, restauración y paz. Cuando busques la sabiduría de Dios, usa estas características y conocerás su sabiduría.

-John Ogden Sr.-