El Poder Cambiante de Vida de la Palabra Viviente

“Cuando descendió Jesús del monte, le seguía mucha gente. Y he aquí vino un leproso y se postró ante él, diciendo: Señor, si quieres, puedes limpiarme. Jesús extendió la mano y le tocó, diciendo: Quiero; sé limpio. Y al instante su lepra desapareció” (Mateo 8: 1-3, RV60).

A menudo leemos la Palabra de Dios y versículos como estos y nos maravillamos de Su poder. Él no está menos presente hoy de lo que estaba cuando limpió al leproso. Mi pensamiento cambia totalmente cuando pienso que Jesús está tan preocupado hoy sobre mis necesidades como lo estaba el día en que tocó al leproso. Todo el propósito de las enseñanzas y milagros de Cristo es que podamos conocerlo, no para que sepamos acerca de él, sino para que podamos conocerlo a nivel personal y privado. Conocerlo es ser guiado por Él y comprender Su amor por Sus hijos. Él dijo: ” Escudriñad las Escrituras; porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna; y ellas son las que dan testimonio de mí;”(Juan 5:39, RV60). Sus palabras no nos son dadas solo por las maravillosas parábolas que enseñó, sino que a través de ellas podemos invocarlo creyendo que tiene el poder de dar vida eterna, y podemos ser transformados en cuerpo, alma y espíritu.

Mi pensamiento es que, sin importar dónde nos encontremos y sin importar en qué estado nos encontremos, Él es capaz y está dispuesto a perdonar, remodelar, rehacer y tocarnos como cuando tocó al leproso y enviarnos a nuestros caminos purificados y equipados para su servicio.

– John Ogden Sr. –

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s