Un Hombre Bajo Autoridad

“Respondió el centurión y dijo: Señor, no soy digno de que entres bajo mi techo; solamente dí la palabra, y mi criado sanará” (Mateo 8:8, RV60).

En este versículo, el Centurión estaba suplicando a Jesús en nombre de su siervo. Como soldado, entendió la posición de autoridad. Tenía hombres bajo su mando que irían cuando él dijera que fueran y vendrían cuando él dijera que vinieran. Él debe haber tenido una gran comprensión de la autoridad espiritual que Jesús tenía del Padre para hacer una petición tan audaz. En este Versículo, no le pidió a Jesús que fuera a orar, sino que dijo: ” solamente dí la palabra.”

¿Entendemos la autoridad de Cristo? Cuando Él nos dice: “Id”, ¿Vamos? O cuando dice: “Ven”, ¿Venimos? Hay un lugar en Él donde podemos escuchar su voz literal y movernos mientras Él dirige nuestros caminos. Muchas veces he escuchado a Dios decir: “Si vas y me sigues, estos serán los resultados”. Una y otra vez me he sorprendido de lo que hace. Esta no es una oración ciega, sino que es una oración y una vida consistente con la dirección de Su Espíritu.

Hoy os desafío a vosotros a buscar el rostro de Dios y pedirle que abra su comprensión espiritual para poder escuchar claramente su voz y moverse en sus caminos. Creo que este es un puesto, no para unos pocos, sino para todos sus hijos. Este es el lugar en el que nosotros, CMA, debemos estar.

-John Ogden Sr.-

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s